ESO Proyecto Victimas del Terrorismo

Ayer fue uno de esos días en los que los profesores salimos del colegio llenos de satisfacción.
Ayer fue uno de esos días en los que te sientes orgulloso de tus alumnos, vuestros hijos, una vez más.
Esos “temidos” adolescentes nos han dado una lección de saber estar, de sensibilidad y de trabajo en equipo.
Ayer, después de varias semanas de preparación, trabajando con ellos hasta los sábados, nos hemos reunido con varios representantes de las víctimas del terrorismo. Dos testimonios de supervivientes del fatídico 11M; de la directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, que también perdió a su padre en un atentado y, por último, como una madre y su hija nos contaban como perdieron a su padre y marido en un atentado.
Caras llenas de atención, lágrimas corriendo por la mejilla, intentando esconderlas a los demás, y una carta preparada para víctimas que se interrumpe por el llanto de la alumna, incapaz de seguir leyendo por la emoción. Pero ver como Cristina, víctima, y nuestra alumna, siguen juntas y abrazadas leyendo hasta el final la carta, no se puede explicar con palabras.
Ayer fue un gran día porque las víctimas y nuestros alumnos, vuestros hijos, nos han dado una lección de solidaridad, empatía y explosión de buenos sentimientos que
solo ellos pueden expresar.
Nuestros queridos alumnos adolescentes se han ido a casa llenos de emociones y orgullosos de todo el trabajo bien hecho para las víctimas. Orgullosos de sus pequeños regalos
en forma de tarjetas, dibujos e inocentes palabras de ánimo. Los invitados, encantados por el interés y el cariño de nuestros alumnos, y nosotros más orgullosos de nuestros chavales. No esperábamos menos.
Tras semanas de mucho trabajo de investigación; de escribir a mano los 1355 nombres de todas las víctimas en azulejos; de pegar 1355 pinzas de madera en una cruz y que serán
puestos en un monumento en memoria de la víctimas, nos vamos de vacaciones muy orgulloso de ellos.
Y esto terminará el próximo martes 3 de abril donde celebraremos un homenaje a las víctimas del terrorismo en la IV OLIMPIADA DE RESURRECCIÓN.
Familias, pueden sentirse muy orgullosos de esos “rebeldes” pero geniales adolescentes, sus hijos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: